ASQ Influential Voices program

I’m part of the ASQ Influential Voices program. While I receive a variety of quality resources as honorarium from ASQ in exchange for my commitment, the thoughts and opinions expressed on my blog are my own.

Somos parte de Corporación 3D Calidad

Este blog es una contribución de Corporación 3D Calidad.

Nuestro compromiso es mejorar los sistemas y resultados de las organizaciones apoyando a su desarrollo y crecimiento.

domingo, 16 de mayo de 2010

Obteniendo resultados

Victor Frankl, indica que hay tres factores claves que nos permiten obtener resultados en nuestras vidas:

En primer lugar la experiencia, o el mirar retrospectivamente nuestro pasado, las cosas que hemos realizado o que nos han sucedido; con el propósito de aprender del mismo y buscar soluciones a los nuevos problemas que se nos puedan presentar. Esto no significa vivir en el pasado sino aprender del mismo para construir el futuro.

El segundo factor es nuestra capacidad de crear, de aportar al mundo, para esto necesitamos dibujar el futuro a partir de nuestro presente. En este factor lo importante no solamente es nuestra capacidad de soñar sino de plasmar lo pensado en realidades tangibles. Recordemos que todas los elementos de nuestra vida son construidos dos veces y esta es la primera creación, la mental. La segunda creación es la creación física.

El tercer factor clave es nuestra actitud frente a la vida, y sobre todo nuestra respuesta frente a las circunstancias difíciles.

Repasando los factores tendríamos: la experiencia, nuestra capacidad de crear y nuestra actitud ante la vida.

De estos factores el más importante es el último, lo que más importa es el modo en que respondemos a lo que pasa en nuestra vida. Este elemento enlaza los dos anteriores, porque tenemos que buscar en nuestras experiencias respuestas y ver como construimos un futuro a pesar de todos los problemas que parezcamos tener.

Si aplicamos esta lógica en cualquier situación de crisis, veremos que en vez de reprochar los errores o decisiones pasadas, debemos utilizar nuestra experiencia para buscar soluciones, utilizando nuestros recursos e iniciativa; y sobre todo tener una actitud de que si podremos salir adelante y dedicarnos a trabajar a todo nivel, no lamentándonos de lo que pudo ser, sino construyendo lo que va a ser.

Recordemos que los problemas no se van a resolver preocupándonos, sino “ocupándonos”, decidiéndonos a actuar, a buscar nuevos clientes, a reducir costos, a tratar de aportar soluciones, tal vez cambiar los antiguos esquemas en nuestras empresas por nuevos paradigmas y formas de negociar.