ASQ Influential Voices program

I’m part of the ASQ Influential Voices program. While I receive a variety of quality resources as honorarium from ASQ in exchange for my commitment, the thoughts and opinions expressed on my blog are my own.

Somos parte de Corporación 3D Calidad

Este blog es una contribución de Corporación 3D Calidad.

Nuestro compromiso es mejorar los sistemas y resultados de las organizaciones apoyando a su desarrollo y crecimiento.

viernes, 14 de mayo de 2010

La visión personal

Una pregunta que es muy importante hacerse tanto a nivel personal como a nivel de las organizaciones es:

¿Dónde estaré en cinco años si continúo en la misma dirección que hoy en mi vida personal y profesional?

Si pensamos que la respuesta es posiblemente en el mismo sitio si no hago nada, estamos completamente equivocados, ya que todo está cambiando tan rápidamente que si no me he movido, las fuerzas del entorno me habrán llevado a lugares insospechados y posiblemente negativos.

Por otro lado si decido tomar las riendas de mi vida y prepararme, no tendré una certeza de resultados, pero si tendré un mapa que me guíe en un futuro de cambios permanentes.

Lo único constante en el mundo es el cambio, sin cambio la vida se hace aburrida, no existe progreso. La única estabilidad en la sociedad, en las organizaciones o fuera de ellas es la permanencia del cambio y la necesidad de prepararse para él o pensar en desaparecer.

Las empresas, la gente, el medio ambiente, y las demandas de los clientes han cambiado todo el tiempo.

Las organizaciones deben mantener el ritmo con su tiempo. Aún la naturaleza cambia continuamente: el día y la noche son una secuencia, el clima cambia permanentemente aún durante un mismo día.

El cambio tecnológico ha hecho que el mundo pueda estar cada vez más cerca, los cambios en producción y telecomunicaciones han permitido un despegue de los negocios globales, han roto fronteras, han hecho que se puedan establecer relaciones con personas de cualquier lugar del mundo al instante y como consecuencia las barreras del conocimiento han desaparecido.

La información puede fluir sin fronteras sin restricciones entre países desarrollados y los de menor desarrollo relativo. Los bienes y servicios han cambiado, los valores sociales han cambiado. En los últimos años, los cambios en las empresas se han dado a nivel de políticas, procedimientos, estructura organizacional, comunicaciones, prácticas de contratación, procesos, mercados, métodos y teorías gerenciales.

La infraestructura ha cambiado en muchos países, los hábitos de compra están cambiando y reemplazando las pequeñas tiendas por los grandes centros comerciales y actualmente el comercio electrónico.

Los clientes exigen mayor seguridad, salud, y están más conscientes del medio ambiente, el reciclaje de basura ha abierto oportunidades para nuevos negocios. Otro cambio es el cambio en la fuerza de trabajo en las empresas, gente de todas las nacionalidades, religiones, edades, razas, sexos, trabajan juntas para tratar de alcanzar los objetivos corporativos.

Se necesita gente con liderazgo para cambiar al mundo y mantener coherencia en los sistemas en medio de este caos.

No todo lo que se ve puede ser cambiado, pero nada puede ser cambiado a menos de que sea percibido.

Mahatma Gandhi una vez dijo:

”Uno debe ser el cambio que uno desea ver en el mundo”. La dirección del viento no se puede cambiar, pero se pueden ajustar las velas para alcanzar el destino deseado.

Sin desviarnos de las reglas establecidas el progreso no es posible. Ahora lo que es bueno no es lo suficientemente bueno. Encontrar soluciones innovadoras, promover la creatividad, y liderar por el ejemplo servirán para difundir de una manera efectiva el cambio.

Finalmente la pregunta de la semana:

Estamos listos para el cambio?

Estamos permanentemente cambiando?